PEQUES.jpg

Podrían pasar las horas mirando la televisión o jugando a la consola, podrían dedicarse a pegar patadas a un balón con el equipo del colegio o simplemente rendirse a la pereza y dormir hasta bien entrada la mañana, pero al grupo de 15 chavales que cada sábado se junta en el Centro Internacional de Tecnologías Avanzadas de Peñaranda de Bracamonte (CITA), lo que más le apasiona es resolver enigmas que a los demás les suenan a chino.

Seguir leyendo…
Fuente: Norte de Castilla