roman.jpg

Los peñarandinos mostrarán a los presentes, virtuales o presenciales, los diferentes modelos de robots fabricados en el taller y que han sido diseñados para competir en singular combate dentro de una pista. Como indica la orangización en el comunicado, «lo curioso es que los robots, ubicados físicamente en Peñaranda, serán controlados remotamente desde el otro lado del Atlántico y desde diferentes países: Argentina y República Dominicana».

Fuente: El Economista.es
Leer articulo completo