Es tal la dedicación de Tuercas Locas y Locas Tuercas que ya están trabajando para investigar los obstáculos a los que se enfrentan las personas de la tercera edad y, así, buscar soluciones innovadoras para mejorar su calidad de vida, con retos como desplazarse, estar conectados a su entorno o mantenerse en forma. No en vano, de esa investigación saldrá un proyecto que defenderán delante de un jurado el día de la competición y que será evaluado con rigor, ya que valorarán la calidad de la propuesta, su puesta en común, los datos obtenidos, etc.

Por eso, más de 15 chavales apasionados por la robótica, acompañados por Román Ontiyuelo e Ignacio Colino, acudieron el pasado sábado 27 de octubre a la residencia de mayores San Pedro Advíncula, de Peñaranda de Bracamonte, a quienes agradecemos la colaboración. Allí tuvieron la oportunidad de recabar información valiosa para presentar su proyecto al Desafío FLL. Y a fe que lo hicieron con ganas, pues hablaron con los residentes, les preguntaron sus dudas, se dejaron aconsejar…

Seguro que a lo largo de estos meses, acuden a otras residencias para recabar más información y presentar un proyecto de lo más completo.