robotica_blog_roman.jpgRinnnnnnnnng. Eran las cinco y media de la mañana cuando el despertador sonó. Peñaranda dormía, pero Tuercas Locas y Locas Tuercas comenzaban un día más de competición, esta vez sería León la ciudad elegida.

Sobre las seis y media ya estábamos apostados en la calle Nuestra Señora esperando a «Tauri» y su autobús. La madre de Adrián nos saluda antes de acudir a su trabajo y le dio pena no podernos acompañar. Le proporcionamos un ejemplar del «The Peñaranda Post» para que se lo hiciera llegar a nuestro padrino «El Lute». Fue llegando la gente con más o menos puntualidad y, después de pasar lista, a las siete arrancaba la expedición 2013 FLL León. 53 personas abarrotaban el autobús y sólo Julia, con sus 39 de fiebre, fue baja a ultimísima hora.


Después de poco dormir y un viaje cómodo, llegamos a León más o menos sobre la hora prevista. Descargamos el material y nos dirigimos al recinto del evento; en pocos minutos, y gracias a nuestro padrino, ya estábamos colocados en el pit, buscando enchufes para instalar ordenador y carga de baterías, como estaba previsto.

A las diez y diez, puntualmente, comenzó la ceremonia de inauguración del evento; los nervios comenzaban. Después de mucho trabajo, era el momento de ir a por todas. Tuerca Locas debutó en pista sobre las once y tomó contacto con la pista; aunque con una puntuación discreta aún quedaba mucha mañana.

Rápidamente, nos dirigimos a las presentaciones de nuestros proyectos, estos torneos son así de rápidos… Llegó la hora de Ángel y Juan Manuel defendiendo el proyecto técnico y dando a conocer todas las innovaciones del robot de este año: Estudio de locomoción, Comportamiento dinámico y Secuenciador bidireccional. Seguidamente, llegó el turno del resto de equipo, Nuria y Adrián como responsables del proyecto científico. Este año, las novedades eran muchas: formato periódico, prototipo de la solución y escena demostrando la vialidad de la propuesta. Prácticamente, el resto del equipo participó, en menor o mayor medida, en la presentación de la solución, aunque nos pasamos del tiempo, creo que el jurado la encontró tan interesante que nos dejó terminar la explicación. Pasamos a las preguntas y después  a la actividad de equipo TANGRAM, que el Tuercas Locas  resolvió sin problemas.

Como tónica general, las presentaciones estuvieron a gran altura y, como escuché de una jueza, «estos tienen muchas tablas», lo cual viene a resumir nuestra actuación. Nuestra experiencia quedó reflejada, así como la originalidad de nuestras presentaciones.
Pasaban las rondas y los números no salían demasiado, pero lo chicos en todo momento trataban de mejorar en el Pit: Antonio, ordenador en mano, ajustando valores y Jesús colocando el robot, pero contentos, ya que nuestros peques «Locas Tuercas» estaban en segunda posición en el ranking de robots.

Llegó el momento de recapitular y «Locas Tuercas» logó meterse en la final de pista, así que con pancartas y nuestras voces nos tocaba animar a muerte a nuestro equipo. La diferencia de edades era palpable, pero Andrés e Ismael brillaron a un gran nivel en la deseada última ronda.

Tan rápido como empezó, el evento llegaba a su fin y llegó la entrega de premios. El resultado final más que satisfactorio: Locas Tuercas se hizo con el premio a Jóvenes Promesas y Tuercas Locas se hizo con el premio al mejor diseño del robot, un año más, lo que certifica que estos chicos son  unos ases en el diseño de robots Lego NXT.

Después de recoger nuestros trastos, rápidamente al autobús. La hora de  la comida se acercaba y, como guinda final, nos quedaba la visita a la catedral de León. Mucho frío, pero todo un acierto el combinar el día del evento con un poco de turismo aprovechando el desplazamiento.

Sobre las siete de la tarde abandonábamos León y, en torno a las diez de la noche, llegábamos cansadísimos pero satisfechos de nuestra participación en la FLL 2013 León.